En los casos de impagos de cotizaciones a la seguridad social por parte del autónomo a la fecha de solicitud de la jubilación, la situación de impago de cotizaciones no queda subsanada por la solicitud de aplazamiento y su posterior concesión del fraccionamiento de pago a posteriori a la solicitud de jubilación, para mayor concreción como es sabido el autónomo para solicitar la jubilación tiene obligatoriamente que encontrarse al corriente con las cuotas de seguridad social a la fecha de la solicitud de la misma.

Una vez solicitada la prestación de jubilación es denegada  en el caso de la existencia de alguna deuda, el autónomo tiene la obligación de encontrarse al corriente en las cuotas de seguridad social que se trate, por lo que no procede una posterior solicitud de aplazamiento y una nueva solicitud de prestación.

Como recomendación con anterioridad a la solicitud se puede solicitar el aplazamiento de deuda y con posterioridad la solicitud de jubilación o bien buscar la cantidad adeudas por otros medios, llámese préstamo bancario u otras fuentes que puedan cancelar la deuda.

Otra solución posible solución es que la Tesorería Provincial en la resolución de la prestación solicitada al INSS invite al pago de la deuda y la misma se cancele en el plazo otorgado para ello.