El Tribunal de Justicia Europeo ha dictado sentencia en la cual reconoce que tras el fallecimiento de un trabajador no extingue su derecho a vacaciones anuales retribuidas. Ello implica que sus herederos pueden reclamar que se le abonen las vacaciones anuales no disfrutadas por el trabajador/a.

 

Ello implica que todos los trabajadores/as podrán invocar esta sentencia para que, con independencia del país donde se encuentren los herederos, puedan invocar el derecho a que se les indemnicen sin diferenciar entre empleador público o empresa privada.

 

El Tribunal de Justicia reconoce que a pesar de que el trabajador no puede disfrutar del período de vacaciones tiene el derecho a que se le retribuyan ya que el derecho a su retribución se encuentra recogido como un derecho fundamental en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

 

La carta de derechos fundamentales comprende tanto el derecho a percibir una retribución por su trabajo así como el derecho a unas vacaciones anuales retribuidas o de forma subsidiaria una compensación económica por las vacaciones anuales no disfrutadas al finalizar la relación laboral.

 

Igualmente se reconoce el derecho a que sus herederos/as puedan solicitar el abono de las mismas ya que equivaldría el abono a una parte del patrimonio del heredero.

 

Para más información podemos asesorarle de este tema y cualquier tema laboral o de seguridad social y  tramitar sus reclamaciones frente a la empresa y administraciones.